domingo, 14 de marzo de 2010

Lisbeth Salander se ha tomado un tiempo: necesita apartarse del foco de atención y salir de Estocolmo. Trata de seguir una férrea disciplina y no contestar a las llamadas y mensajes de un Mikael que no entiende por qué ha desaparecido de su vida sin dar ningún tipo de explicación. Las heridas del amor las cura Lisbeth en soledad, aunque intente despistar el desencanto con el estudio de las matemáticas y ciertos felices placeres en una playa del Caribe. ¿Y Mikael? El gran héroe, el súper Blomkvist, vive buenos momentos en Millennium, con las finanzas de la revista saneadas y reconocimiento profesional de colegas y medios. Ahora tiene entre manos un reportaje apasionante que le propone una pareja, Dag y Mia, sobre el tráfico y prostitución de mujeres provenientes del Este. Las vidas de nuestros dos protagonistas parecen haberse separado por completo, y mientras... una muchacha, atada a una cama soporta un día y otro día las horribles visitas de un ser despreciable, y sin decir una palabra, sueña con una cerilla y un bidón de gasolina, con la forma de provocar el fuego que acabe con todo. La segunda novela de la serie Larsson, donde conoceremos cómo Lisbeth ha llegado a ser quién es.
Salander planea su venganza contra el hombre que trató de matarla y contra las instituciones gubernamentales que casi destruyeron su vida. Pero no va a ser una campaña directa. Tras recibir una bala en la cabeza, Salander está bajo una férrea supervisión en Cuidados Intensivos, y se enfrenta a un juicio por tres asesinatos en el momento que le le den el alta. Con la ayuda del periodista Mikael Blomkvist y sus investigadores de la revista Millenium, Salander tendrá no sólo que probar su inocencia, también deberá identificar y denunciar a los políticos corruptos que permitieron a los vulnerables convertirse víctimas de abusos y violencia. Antes una víctima, Salander está lista para devolver los golpes.
Segundo y tercer libro que componen la trilogía. El que más me ha gustado ha sido el segundo para mí mucho mejor que el primero, no se pierde tanto en descripciones eternas, además un libro (igual que el tercero) que puedes leer aunque no hayas leído el primero y no te pierdes para nada.

5 comentarios:

Amanda dijo...

A mi me han gustado mucho los tres. Y la pelicula la primera, porque la segunda no la ví, pero dicen que no estaba tan bien.
Leer es soñar!
Feliz fin de domingo.
Besos.

Vidifer dijo...

Cierto Amanda, leer es soñar, me gusta mucho leer, y esta trilogía me ha gustado mucho, la primera peli la vis justo ayer, pero no me ha hecho mucho tilín. Besos.

crismas dijo...

Hola Vidifer, opino lo mismo que tú, también para mí el mejor fué el segundo, el tercero lo llevo por la mitad, me está resultando un poco pesado.
Saludos cris

Vidifer dijo...

crismas una vez que pases eso que te está costando, te vuelve a enganchar otras vez.
bettuca, es que creo que el segundo es el más enganchante.
Samira, veo que coincidimos más de uno.
Juan, yo sí suelo leer libros muy anunciados, con unos acierto y otros no, pero en este caso son muy entretenidos.
Carmen, pues leelos primero, yo he visto la primera peli, y no me ha gustado.
Besos.

Cocinica dijo...

Pues yo he leído los tres, pero ya el verano pasado y me encantaron, quizás el tercero más porque resuelve todas las incógnitas y entiendes muchas cosas.

Respecto a las películas, no tenia intención de ver ninguna, porque siempre suele decepcionar si has leído la novela, pero me anime a ver la tercera el otro día y me gusto, es más, no me di cuenta de su duración hasta que no encendieron las luces.

Besitos